martes, 21 de mayo de 2013

72




Os presento un texto diminuto para la antología que a coleccionado Henar Bengale, que se puede - y debe- ver pinchando aquí


 
Le revoloteaba la libertad bajo el ombligo al sentir el río de sus manos. Pero el sexo es sucio, dicen, sólo saben hablar de pecado. Echaba la llave celosa por el miedo al vacío no dejaba escapar el vicio –comas a decisión del lector-. Rechazaba al animal. Porque eres buena chica, porque qué niña tan dulce. Los ojos tan cegados de dulzura como para no saber si su cuerpo era monumento, arma, castigo o vergüenza –siendo la última la opción más frecuente-.

Pero él era todo torrente, el reguero del deseo anegando la garganta. Los barrotes se oxidan, se inunda la jaula, los pájaros gimen (además de cantar).









domingo, 12 de mayo de 2013

71





No sé si es mejor el dolor limpio, de palabras estéril, de cicatriz plana. O pretender que no se cae este puente que nos une por el pecho.
De buen gusto me habría quitado la piel para darte abrigo, pero tú -a lo tuyo, como siempre- preferiste arrancármela a tiras.


Quise amarte como a un paisaje
(Cuando sólo eras una niña)
Con el alma grande
Y los brazos de par en par.









"Lloro por que me da la gana, y sobretodo para que no me consuelen." J. Cortázar.