martes, 6 de noviembre de 2012

50






dibujos de Denise Nestor







En los días de lluvia se lo perdonaban todo. Se perdonaban seguir siendo los mismos, él le perdonaba lo bien que lo había aprendido a disimular.
Se perdonaban la distancia y el espacio, que las lágrimas sabían igual y el tiempo importaba cada vez menos.
Pero no se perdonaban la tristeza, y la guardaban con el rencor que aún les hacía sentirse vivos.
En los días de lluvia (sin necesidad de que lloviera) volvían a ellos mismos.











                                                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario