domingo, 14 de octubre de 2012

47

No sé qué está mal. No hay manera de averiguarlo. Si cabeza, pulmones, hígado, corazón. Si torpeza, razones, pasado, poco color.
Acaso un corazón grande demasiado vacío o uno intenso de talla pequeña. Acaso el frío. Otra vez el puto frío.
La retroinspección no sirve para nada, ni los collages de palabras, ni el alcohol ni la hierba.
Ni declinaciones latinas. Ni poesía. Ni templo griego. Ni estratosfera.

4 comentarios:

  1. arrebatador final nihilista. me encanta. es la rabia que recorre los siglos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si nihilismo o estrés frente a los exámentes de segundo de bachillerato y etcétera. Pero muchas gracias por comentar :)

      Eliminar
  2. Maldito frío que nos llena y nos vacía y genera esa sensación de... incertidumbre y caos. Genial texto.

    ResponderEliminar