viernes, 23 de marzo de 2012

21


Fotografía de Francesca Woodman.

Hoy hacen dos años. Poco tiempo, amargo daño.
Vienen los recuerdos, de gala.
Aún no sé si fue ganancia o pérdida.
No veo más muerte que mi vida.
Ni si lo sabré algún día.


Las marcas de las ataduras siguen sobre mis muñecas.
Esposas de libertad, sobre la piel, digo.

Sábanas ajenas, miradas sin destino. 
Las niñas perdidas, una noche más sin abrigo.
Carreras en la cama, de ese azul al infinito.
Olor aséptico. Nadie quiere reir.
Manos frías. ¿Naranja, vainilla, caramelo?
Tus costillas. ¿Fresa o chocolate?





5 comentarios:

  1. Me gusta mucho el blog, y el texto la verdad!
    aunque no es de alegría precisamente.

    un besito
    xxx

    ResponderEliminar
  2. Esto me gusta demasiado.

    Saludos,

    Visita - El Príncipe Gitano http://elprincipegitano.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. por cierto... esta entrada siempre me hace llorar. yo tambien tengo grabadas a fuego en mi alma a las niñas perdidas

    ResponderEliminar