sábado, 17 de marzo de 2012

18





Hay días para hacer de la tristeza un arte. Para darnos cuenta de que para vivir sólo hace falta aire y no filosofía de vida. Que sólo hace falta cansancio y seguir.


Lloren nuestra locura luego, demos sentido al vacío, vaciemos nuestra sangre de besos viejos.


Hoy me apetece morir lento.


Besos viejos en cuerpos jóvenes, como harapos.
Arrásame, ámame a puñaladas. Pero mañana olvida.







No hay comentarios:

Publicar un comentario